Helado de pera y arándanos

helado_pera_arandanos
Platos
4
Tiempo de preparación
60 minutos más tiempo de congelación
Dificultad
Nivel de dificultad: Medio

• ¾ taza de azúcar

• 1 taza de agua

• 8 peras verdes de los Estados Unidos

• ½ taza de jugo de limón fresco

• ½ taza de arándanos deshidratados de los Estados Unidos

En una olla pequeña mezcla el azúcar con el agua; calienta hasta que el azúcar se disuelva y obtengas un jarabe; vierte en un tazón y deja enfriar antes de meter al congelador por lo menos 30 minutos.

Mientras tanto, pela y descorazona las peras, córtalas en cubitos y revuélvelas con dos cucharadas de jugo de limón; luego ponlas en una sartén con los arándanos, tapa y calienta a fuego medio.

Cuando suelte el hervor baja el fuego y cocina hasta que las peras estén muy suaves. Retíralas del fuego y licúalas; enseguida cuélalas y refrigera hasta que se enfríe.

Mezcla las peras con el jarabe y vierte en un recipiente de plástico, añade el jugo de limón, revuelve bien y congela por una hora.

Al cabo de ese tiempo retira del congelador bátelo durante 3 minutos con la batidora a velocidad alta y déjalo en el congelador toda la noche.

Para hacer las peras congeladas, corta la punta con un cuchillo como si fuera una tapa; con una cuchara y con cuidado retira toda la pulpa dejando la piel intacta; luego rocía con jugo de limón, guárdalas en un recipiente plástico con tapa y congela por una noche al igual que el helado.

Al día siguiente bate el helado de nuevo al menos una vez más y congela hasta que esté completamente sólido.

Sirve el helado dentro de las peras congeladas y disfruta de esta deliciosa y refrescante receta.

SaborUSA
BUSY MIND SAS
Gratis - En Play Store
Descargar